viernes, 3 de enero de 2014

Las Malas Prácticas en el Networking (I)

networkingNetworking: un término muy conocido, pero que no se practica tan bien como se debiera. Establecer una red o círculo de contactos acudiendo a acciones del famoso networking o a través de las redes sociales, parece de lo más sencillo. Pero no lo es, a tenor de las malas prácticas que rodean a estas redes de contactos. 


En este post doble, os comentaré algunas de las malas prácticas que considero que se deberían desterrar de nuestras círculos de networking.


En esta primera parte, veremos algunas prácticas a desterrar en general y respecto a la relación con los contactos.


Comenzamos...


En general


  • No tener un conocimiento profundo de quiénes somos, qué hacemos y cómo lo hacemos, porque nos será muy difícil comunicar lo que desconocemos a nuestros contactos. Y este consejo no sólo es válido para el networking, lo es también para cualquier faceta de nuestra vida profesional o personal.

sin salida
El mal uso del networking = camino sin salida
  • Pensar que el networking sirve sólo para recabar una inmensa base de datos de contactos de los que nos podemos aprovechar; bien para venderles, bien para exprimir sus conocimientos o relaciones.

  • Creer que el networking es la excusa perfecta para dedicarse al spam en cuerpo y alma. Agobiar a tus nuevos contactos con información sobre lo bueno que eres, las cosas tan interesantes que vendes y los servicios tan increíbles y económicos que vendes, es la forma más sencilla de que tus contactos sean como algunas relaciones sentimentales: de usar y tirar.
 
  • Hacerse la falsa idea de que la única finalidad de establecer una red de contactos es conseguir un empleo. El networking no te encuentra trabajo, es la forma de comenzar a sembrar para encontrarlo.

  • Considerar que hacer networking consiste en intercambiar cromos (tarjetas de visita) y nada más.


Las relaciones con los contactos


  • Pedir mucho y no dar nada a cambio a nuestros contactos. Es la manera más rápida de minar esas relaciones de forma irreversible. En el networking la meta es el win-win.

    grupo charlando
  • No ofrecer nuestra ayuda primero, especialmente si el contacto lo hemos iniciado nosotros. Lo lógico es dar una muestra de nuestro interés, no pedirla, puesto que la otra persona (y su empresa) podía vivir tranquilamente sin nosotros hasta el momento en el que hemos decidido establecer contacto.

  • Ir demasiado al grano cuando contactamos con alguien. Aunque hay quien piensa que es una forma de demostrar que se es muy asertivo y eficiente, toda relación, necesita su tiempo y mantener unas ciertas formas. La descortesía y avasallamiento suele terminar en un contacto fallido, siempre.
 
calculadora
Cobrar deudas de forma implacable...
  • Cobrar cada deuda implacablemente. Si cada vez que hacemos un favor o facilitamos una información, exigimos que se nos pague puntualmente, acabaremos quemando todos nuestros contactos. Si bien es cierto que el networking debería ser un do ut des, no deberíamos considerarlo como un debe y un haber que siempre debe tener un saldo cero.
 
  • Dar información continuamente y sin medida. Como hemos dicho anteriormente, la relación debe ser equilibrada, por lo que igual de negativo es no dar que dar demasiado. Si siempre estamos saturando de información y favores a nuestros contactos, dejarán de respetarnos.
 
  • No ganarse la confianza día a día. La relación con nuestros contactos debe basarse en la honestidad y la lealtad, si no es así, acabará terminando. Y es un trabajo que hay que realizar todos los días, porque la confianza tarda mucho tiempo en ganarse y apenas un instante en perderse.

direccion web
Imprescindible: cuidar las redes, on y off-line
  • No gestionar adecuadamente nuestros contactos. Mantenerlos vivos, cuidarlos y respetarlos es la mejor forma de conservarlos y sacarles todo el partido.

  • No agradecer la ayuda ni los consejos de nuestros contactos. Las personas que están en nuestra red de contactos no tienen la obligación de brindarnos su apoyo ni de facilitarnos información, así que es imprescindible agradecérselos... y hacerlo sinceramente.


El tipo de contactos


    puzzle
  • No establecer contactos de calidad. Para evitarlo es conveniente buscar relacionarnos con personas (y empresas) con objetivos comunes y personalidades afines a las nuestras; con las que realmente podamos colaborar y enriquecernos mutuamente. Quizás nos pueda interesar de vez en cuando hacer contactos que no cumplan estos requisitos, pero tenderán a ser relaciones poco duraderas y que siempre estarán en la cuerda floja.

  • Apuntar demasiado alto... o demasiado bajo. Nuestra red de contactos debe estar en sintonía con nosotros y servirnos a ambas partes para colaborar y crecer juntos; si son muy dispares, jamás nos encontraremos en un punto común.

  • Dedicarse a un sólo círculo de networking y no salir jamás de él. Lo deseable es contar con distintos círculos en los que relacionarse, esto nos enriquecerá a nosostros y a todos nuestros contactos. Cuanto más amplio sea nuestro horizonte, más interesantes seremos para los demás. Por no hablar que una cierta variedad de círculos ampliará nuestra perspectiva sobre nuestro sector y sobre el mercado.


Y hasta aquí llega esta primera parte. En la segunda, os comentaré algunas acciones y actitudes a evitar respecto al tiempo que se le dedica al networking, a la participación en los círculos  y a las propias reuniones.


Nos vemos dentro de 4 días, como siempre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

¿Ya nos sigues por correo electrónico?