domingo, 2 de septiembre de 2012

¿Qué Hacer ante la Publicidad Engañosa?

La publicidad debe ser beneficiosa para todas las partes 

La publicidad está presente en nuestro día a día, unas veces para beneficiar a publicista, proveedor y cliente y, otras, para beneficiar sólo a los dos primeros.

  

En estos casos en los que nos encontramos con publicidad engañosa, es imprescindible, no sólo quejarnos, sino actuar. 


Algunos ejemplos de publicidad engañosa son:

    Las ofertas "extraordinarias" no deben ser una forma de engaño
  • Publicidad que conduce a engaño en cuanto a sus características o propiedades.
  • Anuncios u ofertas que hacen referencia a productos que, realmente, no existen y que se utilizan como reclamo para que el cliente adquiera otro distinto cuando acuda al establecimiento.
  • Ofertar productos con precios muy bajos como reclamo y, cuando el cliente realiza la compra, ampararse en que es un error tipográfico ("oferta válida salvo error tipográfico").
  • Anuncios que no incluyen el IVA en los precios.
  • Publicidad que reza "todo incluido", cuando después aparece la cláusula "gastos de gestión no incluidos en el precio".
  • Ofrecer productos con precios muy atractivos y no tener suficiente stock para hacer frente a la demanda ("oferta válida hasta fin de existencias").
  • Hacer gala de sellos de calidad y/o confianza que no se tienen, o alardear de otros sellos que no tienen ningún valor real.
  • Hacer un regalo (producto o servicio) que necesita una compra o suscripción previa para ser entregado.
  • Publicitar ofertas limitadas cuando se trata de los precios habituales.
  • Hacer creer al cliente que ha participado y ganado en un concurso del que nunca se recibe el premio.
  • Omitir información o datos que limitan el atractivo de la oferta o incluir las cláusulas que lo restringen en letra muy pequeña.
  • Publicidad que se presenta ante el cliente como si no lo fuese: mensajes informativos, reportajes, creativos o de tipo artístico.

Cómo puedes defenderte:


Es importante que:

    Los folletos deben incluir información sincera y honesta
  • Desconfíes por sistema de las ofertas increíbles o de los productos milagro, nadie da duros a pesetas.
  • Recopiles toda la información posible sobre el producto o servicio.
  • Busques en Internet información y opiniones sobre el producto o servicio, te sorprenderá saber cuánta información sobre timos y engaños está a la vista de todos en la red.
  • Guarda toda la documentación relativa al anuncio: carta, folleto, catálogo, recorte de prensa, "pantallazo" impreso o en PDF si se trata de un anuncio de Internet...
  • Exijas el producto o servicio en las condiciones ofertadas y no te conformes con menos.
  • Reclames en caso de que la publicidad sea engañosa, tanto si has comprado el producto como si no lo has hecho.

Legislación y textos que pueden ser de tu interés:

 
Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios 
Directiva 2006/114/CE del Parlamento Europeo de 12 de diciembre de 2006 Sobre Publicidad Engañosa y publicidad comparativa 
Código de Conducta Publicitaria 


Y si quieres reir (por no llorar) aquí tienes ejemplos de publicidad engañosa:


Publicidad engañosa vs realidad: triste, muy triste 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

¿Ya nos sigues por correo electrónico?