sábado, 5 de abril de 2014

Marca Personal vs Marca Blanca (II)

En la primera parte de este post, Marca Personal vs Marca Blanca, te comenté las estrategias de marketing para marcas comerciales que se pueden aplicar al personal branding y algunas pautas generales a seguir para construirla.


En este post me gustaría darte algunos consejos prácticos que puedes poner en práctica para forjarla día a día.


Vamos a ello...


  • Sé tú mismo o, mejor aún, sé la mejor versión posible de ti mismo. Aunque aún no hayas conseguido ser esa versión cinco estrellas tuya, debes mostrar la que con trabajo, voluntad y esfuerzo conseguirás sin ninguna duda. Confía en ti, si no lo haces tú, los demás tampoco lo harán. Y, ojo, eso no significa mentir.
 
cafe
Tu mal o buen café, también forma parte de tu MP ;)
  • Sé tu marca personal desde que te levantas de la cama. Tu manera de saludar a tus vecinos, tu forma de dirigirte al camarero cuando te vas a tomar el café de media mañana o de comportarte al volante también forma parte de tu personal branding. No sólo porque cualquier puede ser un cliente o seleccionador potencial, sino porque una actitud correcta en la vida personal, también es parte y refuerzo de tu marca personal, porque refuerza tu autoestima y aporta seguridad
 
  • Busca la coherencia en todas tus acciones, porque eso genera confianza. Si por un lado dices que eres una persona muy seria y formal y en tu blog personal usas un tono jocoso e irreverente, tu público quedará desconcertado y perderás fiabilidad.
 
  • Utiliza las redes sociales con sabiduría. Deben estar al servicio de tu MP, no al contrario. Mantén tus perfiles actualizados, con información relevante y una fotografía seria y profesional. Piensa que ya hay empresas que exigen a sus candidatos contar con un perfil en alguna red social para acceder al proceso de selección. Y eso significa algo, ¿no crees?

  • Escribe contenidos útiles en blogs, wikis o RR.SS. También es importante que participes en los de otras personas relevantes para tu sector y objetivos, eso sí, para aportar algo, no para promocionarte descaradamente.
 
  • Ten vida social, dentro y fuera de la Red. Tu marca personal también se crea con la interacción física con otras personas, tanto a en tu vida personal como profesional. Tómate el networking como un trabajo a tiempo completo.
 
huella
Tu huella en la Red es importante: cuídala
  • Cuida tu currículo, porque ahora no es una hoja de papel o un pdf, es toda tu huella en Internet. Cualquier cosa que hayas escrito, todos los opiniones que hayas dado, los foros en los que participes, cualquier foto o vídeo que hayas subido, comentarios que hayan dejado los demás de ti o de tu trabajo, todo eso es tu CV.  Así que cuida muy mucho lo que aparece en la Red, porque todos los reclutadores y clientes van a consultarlo.
 
  • Y, hablando de tu currículo en papel, olvídate de esas copias infinitas de una plantilla que alguna vez sacaste del Word, con tipografía Comic Sans (¡aghhh!) y que hace años que no actualizas. Van directamente a la "P" del archivo vertical, o sea, a la papelera. Actualiza la información, personaliza cada CV y cada carta de presentación según el trabajo al que optes, sé original (sin serlo demasiado, por favor) y sorprende. Es la única forma de que te presten atención. Y, por supuesto, cuida la ortografía y el lenguaje. Todavía recuerdo con horror aquel currículo que me llegó en lenguaje sms, tuteándome y que parecía escrito después de una noche de botellón; esa persona sí que me sorprendió... negativamente.

sobre y sellos
Cuidado con los CV "en serie"
  • Prepárate una presentación sobre ti al más puro estilo elevator pitch a base de las palabras clave que mejor te definan a ti y a lo que haces. Tenlo siempre presente (y actualizado) para transmitir a posibles inversores, clientes o reclutadores tu marca personal. Esto te servirá para llamar la atención sin aburrir a tu interlocutor con mucha información innecesaria.
 
  • Busca tu estilo y tono de comunicación: serio, formal, divertido, cercano, etc. Y síguelo siempre. En este tipo de detalles también se demuestra la coherencia.
 
corona de laurel
Sé la mejor versión de ti mismo...
  • Presta atención a tu imagen personal y vístete para el puesto que querrías tener, no para el que tienes. Hay mucha gente que pretende que los reclutadores o los clientes acepten sin rechistar su aspecto, cuando son ellos los que quieren jugar en su terreno. El otro día estuve viendo un programa bastante curioso, "Tu estilo a juicio", en el que una chica con largas rastas, ropa holgada y algo hippie y aspecto descuidado quería ser una asesora de inversiones de éxito que, sorpresa, no conseguía que la tomasen en serio. Y no se explicaba por qué... Vamos a ver, si quieres tener un huerto ecológico, un centro de yoga o un herbolario, esa imagen probablemente sea ideal; si quieres que los demás te den su dinero para que hagas inversiones en su nombre, no. Nadie dice que sea justo, pero es así. Si quiero algo de los demás, quien debe adaptarse soy yo, no al revés
 
  • Y hablando de imagen, el resto de tu presencia física también debe ser potente y estudiada: lenguaje gestual, tarjetas de visita, diseño de tu web y perfiles, etc.


Para terminar este post te dejo un estupendo vídeo acerca de qué es la marca comercial. 


Si no pudes visualizar el vídeo, por favor, pincha en este enlace.




Post relacionados:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

¿Ya nos sigues por correo electrónico?