miércoles, 4 de febrero de 2015

Las Nefastas Consecuencias de los Errores Ortográficos

Maquina de escribirNo sé qué pensarás tú, pero me da la sensación de que cada vez se cuida menos la ortografía y la gramática. No hay más que leer un periódico o una revista, fijarse en los titulares de la TV o darse una vuelta por internet. El mundo está poblado de "baritas mágicas", "balletas", "premios Novel", incluso de "herrores". Y no me refiero a lo que pueden llegar a regurgitar los concursantes de realities en sus cuentas de Twitter, hablo de una tendencia generalizada a vapulear el idioma.

 
Y, ojo, yo soy la primera que comete errores. Aunque, al menos, intento evitarlos y aprender de mis equivocaciones. 

 
Quizás sea que he tenido unos profesores de Lengua y Literatura que me inculcaron el amor y el respeto por nuestra lengua. A veces con cariño y paciencia, a veces con tácticas casi paramilitares. Esta última frase se la dedico con afecto y humor a la Srta. María, mi mejor y más dura profe de Lengua.

 
Y es importante utilizar bien la Lengua, porque los errores ortográficos y gramaticales pueden tener consecuencias nefastas para tu imagen, lo creas o no. 


Pueden afectar a:

 
Tu imagen o marca personal

   
  • Porque hablan de una educación deficiente. Y eso es imperdonable en el mundo en que vivimos. Quizás uno no aprovechase el colegio cuando era niño o sus padres no pudiesen facilitarle una formación de calidad, pero ahora tenemos toda la información para pulir nuestra cultura general. Y de forma gratuita: internet, bibliotecas, cursos sin coste, etc.
 
  • Porque indican descuido. Y no estoy hablando de que en el teclado se nos escape la pulsación y pongamos "v" en lugar de "b", que eso nos puede suceder al cualquiera. Me refiero a errores más graves. Por ejemplo, "el disco se ha rallado", no es un lapsus mecanográfico, es una falta de ortografía como una catedral. Porque no me imagino a nadie "rallando" un disco con la misma herramienta con la que ralla un limón. También indican desidia, porque una segunda o tercera lectura suele evitar la mayoría de los errores.
 
    Leyendo
  • Porque reflejan falta de consideración hacia el lector. Si le respetamos (de verdad), procuraremos que el fondo y la forma estén bien trabajados. 
 
  • Porque nuestro mensaje puede quedar desvirtuado. No sólo porque puede que no se entienda correctamente, también porque la atención del lector se centrará en ese error, generando un ruido que le alejará de lo que decimos. Es como cuando alguien está dando una conferencia y tiene la camisa mal abrochada; probablemente todo el auditorio se fijará en la camisa y dejará de prestar atención a lo que está contando, por muy interesante que sea.
 
  • Porque los errores ortográficos y gramaticales dejan rastro (casi perenne) en la Red. Y nadie quiere que sus meteduras de pata le persigan durante años.
 
  • Porque cierra puertas laborales. Para la mayoría de los procesos de selección, la correcta escritura no es un valor añadido, es un must have
 
Escribiendo
  • Porque puede reducirse en gran medida tu número de seguidores cuando escribes un blog o en redes sociales. Te doy un ejemplo personal: por muy completo que sea un artículo, no lo comparto si he detectado errores graves.

 
A la imagen de tu empresa o marca comercial


  • Porque la percepción de calidad está totalmente reñida con los errores ortográficos o gramaticales. En el apartado dedicado a la imagen personal te hablaba de la imagen de descuido, pues en el caso de la empresa sucede igual. Es como un hombre con un buen traje, pero con los zapatos sucios: pierde enteros.
 
  • Porque genera desconfianza. Si estás buscando un producto o servicio, lo más probable es que deseches a las empresas que no utilicen correctamente el lenguaje. Aunque sea de un modo inconsciente. 

  • Porque transmite a los clientes la sensación de que no son lo suficientemente importantes para que la empresa se preocupe de su ortografía y gramática.
 
  • Porque esa sensación de descuido, de mala calidad y de desidia puede hacerte perder clientes y, por lo tanto, ingresos.
 
  • Porque se acaba convirtiendo en una verdadera barrera de comunicación, cuando lo que debemos perseguir es conectar realmente con nuestros clientes.

 
Y cómo evitar estas equivocaciones



    Escribiendo a mano
  • Teniendo la voluntad de  mejorar de forma constante. Si pensamos que ya lo sabemos todo, nunca estaremos pendientes de posibles fallos.

  • Utilizando el diccionario de forma constante. Ahora ya no tenemos que transportar y consultar esos pesados volúmenes, para eso tenemos el que nos ofrece on-line la RAE, que está abierta las 24 h. ¡Si hubiésemos tenido esta herramienta los de la Generación EGB!
 
  • Evitando los correctores ortográficos, porque los carga el diablo
 
  • Leyendo, leyendo y leyendo. Leer mucho (y bien) es imprescindible para saber escribir correctamente. 
 
    Lupa
  • Practicando una segunda lectura de lo escrito, preferentemente en frío. Cuando estamos escribiendo, no solemos darnos cuenta de los errores que cometemos. Si lo repasamos inmediatamente después de su finalización, probablemente no seamos capaces de detectar nada extraño.
 
  • Pidiendo que otro par de ojos lean el texto, además de nosotros mismos. Una visión externa del texto es muy útil a la hora de detectar fallos. ¡Gracias, Manuel, por tus revisiones!




Post relacionados:

Una Carta Comercial no es un Texto Web
¿Aún no Envías Cartas de Agradecimiento a Tus Clientes?
Netiqueta en el Correo Electrónico (I) 
Netiqueta en el Correo Electrónico (II)
Netiqueta: 20 Consejos para un Buen Uso del Correo Electrónico













4 comentarios:

  1. Hoy en día es más "mega" llevar un smartphone de gama alta, aunque no sepas escribir.
    Las páginas de caligrafía, los dictados, los análisis (morfológico y sintáctico), la lectura, y los comentarios de texto, son "retro", o "vintage".
    La gramática y asignaturas relacionadas con ella, hace tiempo que están abandonadas por los sucesivos planes educativos.
    Si añadimos, el nuevo lenguaje de mensajes, WhatsApp's, y demás formas de comunicación escrita a través de los nuevos "gadgets" tecnológicos, el cóctel es letal para la expresión escrita. Y también la oral.
    Lo peor, es que las nuevas generaciones, creen que es así como se escribe.
    Perdón por la extensión y saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu valioso comentario, Carlos. Estoy totalmente de acuerdo contigo, esa es la tendencia. Pero algunos románticos seguiremos con nuestro empeño "retro" de procurar escribir y hablar correctamente. Un saludo.

      Eliminar
  2. Estimados amigos de todossomoscliente

    Desde el equipo de Quees.la les queremos hacer llegar una infografía animada sobre los 10 errores ortográficos más habituales, lo pueden encontrar el siguiente enlace http://quees.la/errores-ortograficos/ o adjunto en formato JPG y Gift animado.

    Se trata de una infografía original desarrollada por nuestro equipo con la intención de que pueda ser de su interés y si lo creen conveniente incorporarla entre sus publicaciones.

    Esperamos su respuesta así como cualquier otro tipo de sugerencia para poder colaborar con ustedes.

    Les saluda atentamente, el equipo de Quees.la

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! La infografía es de lo más didáctico, al igual que el resto del portal. Si lo desean pueden ponerse en contacto conmigo para hablar más detenidamente acerca de una futura colaboración. Espero sus noticias y les envío un cordial saludo.

      Eliminar

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

¿Ya nos sigues por correo electrónico?