jueves, 20 de febrero de 2014

24 Consejos Infalibles para Trabajar Desde Tu Casa (II)

En la primera parte de 24 Consejos Infalibles para Trabajar Desde Tu Casa te di los primeros 14 consejos, en los que te hablé de cómo organizar tu mente, tu espacio y tu tiempo para trabajar desde tu domicilio. En esta segunda parte encontrarás los 10 restantes; en este caso sobre la salud, la actitud y la planificación.


Comenzamos...


buddha
No te agobies... ;)
15.- Si notas que te estás agobiando o no puedes pensar de claridad, sal de la zona de trabajo y ve a otra estancia de la casa. Te ayudará a resetearte.


16.- Hay quien asocia el teletrabajo a estar en pijama todo el día... y es un error. Una forma de diferenciar mental (y físicamente) el trabajo del ocio y el descanso es asearse y vestirse para comenzar la jornada laboral, como si se fuese a trabajar a una oficina externa.


17.- Aliméntate de una forma saludable. Es muy fácil que al trabajar en casa, te veas tentado a comer cualquier cosa a toda prisa delante del ordenador, a no comer siquiera o, por el contrario, a pasarte el día picando y comiendo chucherías. Y ninguna de esas opciones es muy apropiada. Una alimentación sana y equilibrada te ayudará a pensar con más claridad, a rendir mucho más y a mantener el sobrepeso a raya. 


mancuerna
18.- Y la alimentación va de la mano del ejercicio, claro. Piensa que trabajando en casa te vas a mover mucho menos que yendo a la oficina. No tendrás que desplazarte, no subirás y bajarás escaleras, no tendrás que ir al despacho de otras personas para tener una reunión, no acudirás a todas partes corriendo... y eso te pasará factura si no lo contrarrestas con algo de movimiento. Si en casa tienes material para hacer algo de fitness, estupendo; aunque te recomiendo que dejes 3 ó 4 horas semanales para ir al algún gimnasio o que te apuntes a algún club de running o ciclismo (o lo que más te llame la atención), así conjugarás el ejercicio con la socialización.


19.- Planifica y define tus objetivos, como si estuvieses en una gran empresa. Utiliza herramientas de planificación siempre que puedas, te ayudarán a conseguirlo.


agenda
Planifícate.
20.- Programa tus tareas a corto, medio y largo plazo para alcanzar esos objetivos.


21.- Analiza y mide tus resultados para averiguar si has alcanzado esas metas y, si no ha sido así, saber el porqué. Haz balances e informes periódicos, aunque sólo sea en tu cabeza, te ayudarán.


22.- Y, algo muy importante, deja tiempo para los imprevistos. Aunque te hayas marcado un programa y lo sigas escrupulosamente, puede haber circunstancias y hechos inesperados que te obliguen a salirte del guión. Si reservas tiempo para esos momentos en tu planificación, no supondrán ningún inconveniente en tu trabajo.


hablando por teléfono
Be professional, my friend...
23.- Respeta la privacidad de documentos y datos personales de los otros como si estuvieses en un despacho de una multinacional. En el momento en que manejes datos de otras personas deberás respetar la LOPD, estés dónde estés. No dejes documentos o información al alcance de cualquiera, aunque sean tu familia o amigos.


24.- Compórtate, muévete y exprésate de una forma tan profesional como si estuvieses en un despacho de una empresa externa. Siéntete profesional, porque lo eres independientemente de dónde desarrolles tu trabajo.
 

Espero que estos consejos te ayuden en tu nueva andadura profesional, tanto si es por cuenta propia como ajena. 


En un próximo post te daré unas cuantas sugerencias para acondicionar tu despacho en casa. 




Post relacionados:

24 Consejos Infalibles para Trabajar Desde Tu Casa (I)





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

¿Ya nos sigues por correo electrónico?