domingo, 16 de febrero de 2014

24 Consejos Infalibles para Trabajar Desde Tu Casa (I)

despacho en casa
Trabajar desde casa cada vez es más frecuente, bien porque lo facilita la empresa para la que trabajamos o porque nos lanzamos a la aventura de ser emprendedores. Alquilar una oficina o un despacho profesional es una opción que no todo el mundo se puede permitir, por lo que trabajar en el propio domicilio se perfila como la mejor (y única) elección.


Seguro que si le comentas a alguien que vas a trabajar en casa, te mirará con admiración y un puntito de envidia. Te dirán que tú sí que sabes, que menudo chollo. Pero toda cara tiene su cruz, y trabajar desde la república independiente de tu casa :) tiene sus dificultades.


Para ayudarte a que el teletrabajo no se convierta en un problema, en este post encontrarás 24 consejos que te harán más fácil la tarea de comenzar a trabajar desde casa. En esta primera parte encontrarás los primeros 14:


1.- Ante de nada, plantéate si estás hecho para realizar tu trabajo en casa. Si no te ves con ánimo para marcarte y seguir unos objetivos en tu domicilio, si te distraes con facilidad o si necesitas el contacto humano más que respirar; lo más seguro es que el teletrabajo no sea lo tuyo.


2.- Una vez que te decidas a trabajar en casa, deja clara la situación a tu pareja, tus hijos, tus padres o tus compañeros de piso. Exponles cómo llevarás a cabo tu trabajo, tus necesidades, tus prioridades y lo que esperas y necesitas de ellos. Tú necesitas separar tu desempeño profesional de tu vida personal cuando te decides a teletrabajar... ellos también.


despacho
Separa claramente tu zona de trabajo.
3.- Separa claramente tu zona de trabajo y tu zona personal. Intenta que se pueda aislar del resto con una puerta y, si tienes niños, con un pestillo para poder cerrarla. Y esta separación no sólo debe ser física, también debe ser mental.


4.- Analiza cuáles son tus distracciones más frecuentes e intenta eliminarlas de tu zona de trabajo. Si te encantan los videojuegos, no dejes la consola cerca de tu despacho. Si tienes tendencia a perderte en Internet en asuntos personales, utiliza un software para bloquear tus páginas favoritas en el ordenador destinado al trabajo. 

 
5.- Planifica y decora tu lugar de trabajo de una forma eficiente y agradable. Vas a pasar muchas horas allí y debe ser una zona que sea confortable y te permita desempeñar tu trabajo sin dificultades. Tiene que ser un lugar en el que te apetezca estar.


6.- Utiliza toda la tecnología a tu alcance para facilitarte el trabajo. Un buen arsenal tecnológico te ayudará suplir en gran medida la falta de infraestructura con la que cuenta una empresa más grande.


calculadora7.- Haz una lista de todo lo que prevés que vas a necesitar y asígnale un orden de prioridades. Así, si tienes un presupuesto ajustado, podrás planificar las compras de una forma más eficiente.


8.- Si tu presupuesto te lo permite, intenta tener un ordenador para el trabajo y otro para el ocio. Así diferenciarás física y mentalmente las dos facetas. Y la seguridad de tu ordenador laboral será mucho mayor...


9.- Igual sucede con los teléfonos. Procura tener dos números, uno para uso profesional y otro uso particular. Te ayudará a ser más profesional con tus contactos laborales y te evitará situaciones incómodas. Analiza cómo respondes una llamada de un amigo cuando se trata de tu teléfono particular. ¿Te gustaría sonar así cuando atiendas a un cliente?


trabajando en el despacho
Intenta tener dos ordenadores y teléfonos distintos
10.- Márcate un horario. Si bien no hace falta que sea tan estricto como si tuvieses que fichar en una empresa, intenta no desviarte demasiado de la rutina que te hayas propuesto.


11.- Pon límites en los horarios de atención a clientes y proveedores. Es muy fácil que se dé por hecho que, como trabajas en casa, estés siempre disponible. Y no debe ser así. Si tú te vas a marcar unas horas de trabajo, los demás deben conocerlas y respetarlas.


12.- Y los horarios deberían ser tanto para comenzar la tarea... como para terminarla. Uno de los peligros de trabajar en casa (y lo digo por pura experiencia) es no saber cuándo desconectar. No por trabajar más horas se es más productivo, más bien ocurre lo contrario.


13.- Hablando de desconectar, es importante que tengas vida social, tanto fuera como dentro de las redes sociales. No renuncies a comer con tu grupo de amigos del gym o a ir al cine con tu pareja, porque es lo que te ayudará a poner en perspectiva tu trabajo... y tu vida.


cafe
Sal de casa todos los días, aunque sea para tomar un café
14.- Procura salir de casa todos los días. Así desconectarás de verdad de tu puesto de trabajo, tomarás el aire y harás algo de ejercicio. Da lo mismo la finalidad de la salida: ir a visitar a clientes o proveedores, comprar el pan, a tomar un café, echar el correo o, simplemente, salir a estirar las piernas. Y así te dará un poco la luz del sol y tus niveles de vitamina D te lo agradecerán ;)


Y hasta aquí llega esta primera parte. Nos vemos en la segunda con los 10 consejos restantes. ¡No te los pierdas!


¡Nos vemos dentro de 4 días! 




Post relacionados: 

24 Consejos Infalibles para Trabajar Desde Tu Casa (II)  
¿Realmente eres Emprendedor?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

¿Ya nos sigues por correo electrónico?