martes, 10 de julio de 2012

Consejos para Practicar la Escucha Activa


Ya hablamos en un post anterior sobre la escucha activa, aunque ahora me gustaría profundizar un poco más en este tema que nos concierne a todos: clientes y proveedores, tanto en el terreno profesional como personal. Una escucha activa nos proporciona una mejor comunicación con el otro y una información que, de otra forma, no conseguiríamos. 

¿De qué sirven costosísimos estudios de mercado o acciones de marketing si no escuchamos a nuestro cliente? ¿De qué vale recibir a un comercial que nos quiere ofrecer un producto si no vamos a escuchar, de verdad, lo que nos dice para decidir si nos interesa lo que realmente vende?

Es importante saber qué acciones debemos realizar y evitar para mejorar nuestra capacidad de escucha activa. Aquí os dejo unos consejos para conseguirlo:


Qué sí debes hacer para practicar la escucha activa...
 
  1. Disponte, desde el inicio de la comunicación, a escuchar con todos tus sentidos.
  2. Muestra interés y presta toda tu atención.
  3. Elimina distracciones y ruidos.
  4. Ten en cuenta que la atención crece al principio y al final del mensaje y merma en el ecuador del mismo, por lo que es importante mantener voluntariamente la atención durante toda la recepción.
  5. Muestra que comprendes lo que siente el otro.
  6. Escucha con todos tus sentidos las ideas principales y sepáralas de las secundarias.
  7. Reformula el mensaje del interlocutor y formula preguntas abiertas para ampliar la información.
  8. Mantén el contacto visual.
  9. Expresa con palabras que estás escuchando: “Sí”, “claro”, “ya veo”, “humm”, “siga, por favor” ofrecen al emisor la sensación de ser escuchado.
  10. Expresa con lenguaje gestual que estás prestando atención: asiente con la cabeza, inclina el cuerpo hacia el interlocutor como gesto de interés, mantén el contacto visual o haz gestos con las manos.

Y qué no debes hacer

  1. No interrumpas al otro.
  2. No intentes ser el protagonista o ponerte como ejemplo cuando la otra persona necesita hablarte.
  3. No ofrezcas ayuda o soluciones prematuras sin que el otro haya terminado de expresarse, evitando el “síndrome del experto”.
  4. No contra-argumentes: si el otro te dice que tiene un problema no le respondas con que tú tienes uno mayor.
  5. No te distraigas.
  6. No prejuzgues.
  7. No respondas con estereotipos.
  8. No ordenes, adviertas o amenaces.
  9. No muestres que los sentimientos del otro son inapropiados: seguro que alguna vez has tenido algún problema más o menos serio y alguien bienintencionado te ha dicho algo como  “eso no es nada” o “por qué te preocupas por una tontería como esa” ¿cómo te hizo sentir? 
  10. No olvides que tú también eres emisor, así que trata al otro como te gusta que te traten a tí.

Aquí te dejo un vídeo muy interesante acerca de los 6 errores más comunes a la hora de escuchar que os ampliará esta información:


Si no puedes ver el vídeo, por favor, pincha aquí

4 comentarios:

  1. Muchas Gracias Me Sirvivo Mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti. Me alegro de que te haya servido de ayuda. Saludos.

      Eliminar
  2. Gracias me sirvio mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Estoy encantada de que este post te sirviese de ayuda. Un saludo y este post está abierto para ti. ¡Hasta pronto!

      Eliminar

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

¿Ya nos sigues por correo electrónico?