jueves, 26 de abril de 2012

Ideas para mejorar la comunicación con el cliente (I)


Podemos mejorar la atención al cliente de diferentes formas. Una de las más interesante es a través del lenguaje corporal.

Veamos a continuación algunas ideas al respecto:

1.- Mantén el contacto visual. En caso de que te de reparo mirar a los ojos a alguien, intenta dirigir la mirada a ese punto que se sitúa un poco más arriba de las cejas y entre ellas. Tu intelocutor sentirá que le miras y tú te encontrarás más cómodo. Puedes emplear esta técnica para eliminar intensidad de la mirada. Se conoce como mirada de ventas.

2.- Evita en la medida de lo posible los tics, conscientes o no: morderse las uñas, jugar con el pelo o los collares, mover el pie rítmicamente, etc. Son movimientos poco elegantes y denotan inseguridad y nerviosismo.

3.- Intenta alternar el movimiento con el reposo porque es contraproducente gesticular constantemente.

4.- Emplea las manos para imprimir fuerza a tu discurso, para ilustrar lo que estás diciendo, pero no abuses. Ten en cuenta que deben estar en sintonía con lo que está diciendo tu lenguaje verbal. De nada sirve hacer un gesto con las manos tras la frase pronunciada, de hecho, puede crear confusión en cuanto al mensaje. Nunca metas las manos en los bolsillos cuando atiendas a un cliente, tendrá la percepción de que no eres de fiar.

5.- Si no sabes que hacer con las manos cuando hablas en público o con alguien que te impone, ocúpalas en algún objeto pero después olvídate de ello. Asirse a un bolígrafo o anillo como si fuese nuestro salvavidas en una tormenta ofrece una imagen de inseguridad o de nerviosismo. Poco a poco, si practicas, irá dejando de ser necesario que emplees ese asidero.

6.- Intenta, si es posible, no emplear barreras: piernas, brazos, pies o manos cruzados, mesas, mostradores, y otros elementos. Dificultan la comunicación y dan sensación de lejanía, salvo que quieras conseguir conscientemente ese efecto en el interlocutor.

7.- Intenta mantener una postura erguida siempre, pero en especial cuando desarrolles tu trabajo de atención al cliente. Ofrecer una imagen de seguridad y profesionalidad es de suma importancia en tu trabajo y, estar encogido como un acordeón no es la mejor forma de conseguirlo.

8.- Sonríe con frecuencia y con calidez. La sonrisa se contagia. La sonrisa es un gesto universal y que cuesta muy poco trabajo, genera buena disposición tanto en el que sonríe como en el que recibe la sonrisa. Eso sí, sonríe únicamente cuando la situación lo requiera.

9.- Si quieres mostrar una actitud de interés, adelante tu cuerpo hacia el cliente y mírale a los ojos.

10.- Lleva tu uniforme o ropa de trabajo y tu aspecto personal pulcro y bien asentado. Es una muestra de respeto e interés hacia el cliente, la empresa y nuestro propio trabajo.

A continuación os dejo un vídeo sobre lenguaje corporal. Está dividido en tres partes y, en la última hace referencia a cómo aplicarlo directamente a la venta (los últimos minutos del vídeo 3 son de publicidad sobre formación y conferencias)


 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

¿Ya nos sigues por correo electrónico?