miércoles, 2 de noviembre de 2016

Cómo Elegir a Tus Proveedores Con Acierto

Un negocio depende de sus clientes, parece obvio, pero también de sus proveedores. Al fin y al cabo, parte de la eficiencia y la calidad que se brinda a un cliente tiene que ver con ellos. La satisfacción de un cliente con el producto que nos compra, la rapidez en la entrega de nuestra mercancía o la usabilidad de nuestra página web, por ejemplo, es también responsabilidad de nuestros proveedores.


Incluso los precios que nos ofrezcan los proveedores tendrán influencia sobre nuestro negocio. Precios muy elevados que no nos permiten unos márgenes viables, cambios inesperados en las tarifas que nos desbaratan nuestra estrategia de precios o políticas de pago muy estrictas que no nos permiten jugar con la liquidez pueden llevarnos a echar el cierre de la empresa.


Por eso es muy importante hacer una cuidadosa selección de los proveedores, especialmente si eres emprendedor y estás comenzando tu actividad.


A continuación encontrarás algunos consejos que te pueden ser útiles para elegir con acierto a tus proveedores, tanto de productos como de servicios.


Cómo elegir a tus proveedores con acierto


Por el principio


Analiza qué proveedores necesitas, qué productos o servicios, qué volumen manejarás y qué cualidades mínimas deben tener para serte rentables. 


Haz una preselección previa. Para ello es imprescindible que busques información sobre ellos. En Internet, consultando a otros clientes, en ferias, en cámaras de comercio, pidiendo informes de solvencia (sí, también se puede hacer con los proveedores para evaluar si son fiables).


Valora la experiencia del proveedor. Si bien es cierto que la experiencia suele ir asociada a un mayor know how, también lo es que las empresas jóvenes están deseando hacerse un hueco en el sector y trabajan mucho para satisfacer a los clientes.


Los precios


CalculadoraMira con lupa los precios que te ofrezca tu proveedor, para saber si te convienen a la hora de marcar tus propias tarifas. Ten en cuenta no sólo el precio de cada ítem, hazlo también con los gastos de envío, gastos de embalaje, impuestos, tasas de aduanas, etc.


Piensa qué te conviene más, si sólo un precio bajo o un precio razonable más un buen servicio. En ocasiones te puede interesar más pagar un poco más si te brindan información útil, una buena atención y un servicio postventa esmerado. Valora cuidadosamente la relación calidad-precio-servicio de cada proveedor.


Las condiciones


Infórmate bien acerca de las condiciones que te ofrece el proveedor: plazos de entrega, formas y plazos de pago, gastos de envío, devoluciones y reembolsos, características del servicio, etc. Estas condiciones, tanto de forma directa como indirecta influyen en el precio final y en imagen frente a tus propios clientes.


Consulta al potencial proveedor si te puede ofrecer condiciones especiales por volumen o por pronto pago, si tu negocio tiene mucho movimiento o tienes una tesorería saneada.


Consulta acerca de la flexibilidad del proveedor, porque es un valor añadido que debes tener en cuenta. Si se puede amoldar a las condiciones o imprevistos que le puedas plantear, te facilitará mucho las cosas.


La logística


Pregunta acerca de la logística del proveedor, puesto que de ella dependerá el abastecimiento y reposición de productos, así como de las entregas de los mismos.


Ten presente la ubicación del proveedor. Si está muy lejos de tu localidad, los gastos de envío se pueden encarecer mucho, los plazos de entrega se pueden dilatar y puedes tener que contar con gastos y retrasos en aduanas. Si los precios son muy bajos y no necesitas tener la mercancía con urgencia, quizás te sea rentable. Valóralo cuidadosamente.


La calidad


Calidad
Comprueba la calidad de los productos o los servicios antes en embarcarte en una relación duradera con el proveedor. Piensa que la calidad que te brinde repercute en la de tu propio negocio.


Más consejos


No elijas un solo proveedor de referencia. Ten varios disponibles para que no te quedes sin productos en caso de que se quede sin stock, cambie los precios o las condiciones o cese su actividad. Ya sabes el dicho: no pongas todos los huevos en la misma cesta.


Te puedes ser útil crear un cuadro para comparar a los distintos proveedores de productos o servicios similares. Así podrás elegir los mejores para tu negocio. Y el resto los podrás dejar en reserva por si tuvieses necesidad de recurrir a ellos en caso de emergencia. 


Procura siempre que la relación comercial quede reflejada en un contrato. Lo ideal es que refleje precios, condiciones, plazos, posibles revisiones, motivos de rescisión, etc. No es una garantía total, pero sí que aportará seguridad a ambas partes. Y, por supuesto, es una forma más profesional de relacionarse entre proveedor y cliente. 


No tengas miedo (o pereza) a la hora de cambiar de proveedor si este no te ofrece un buen producto o un buen servicio, si cambia de condiciones y éstas no te interesan o si sospechas (con fundamento) acerca de su estabilidad o su capacidad de cumplir sus compromisos.


Y, por supuesto, cuida a tus proveedores y pide que ellos te cuiden a ti. 




Post relacionados:

Cómo Elegir Mensajería para Tu Negocio de Ecommerce
14 Consejos para Contratar una Asesoría con Acierto (II)
 

La primera vez que apareció el post Cómo Elegir un Proveedor con Acierto fue en el blog de Todos Somos Clientes.


Licencia de Creative Commons
Cómo elegir a tus proveedores con acierto by 1 de N Tecnologías de la Información - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

¿Ya nos sigues por correo electrónico?