miércoles, 20 de julio de 2016

¿Me Interesa el Dropshipping? (II)

En la primera parte de ¿Me Interesa el Dropshipping? te hablé acerca de qué es este sistema, de qué es un dropshipper y de las ventajas e inconvenientes que conlleva. En esta segunda quiero darte algunos consejos prácticos para que te puedas desenvolver con más facilidad si te decides a trabajar con dropshipping. 


Comenzamos...
  

¿Me interesa el dropshipping? (II)

 
Consejos


Por el principio

 
Haz un estudio de mercado previo, para saber si tu negocio es viable. Aunque no tengas que tener stock, sí tendrás unos gastos inevitables a los que deberás hacer frente, vendas o no, por lo que te conviene que ponerlo en marcha te sea rentable.


En un principio, si no quieres arriesgarte encargando una tienda on-line, siempre puedes poner a la venta los productos en plataformas ajenas como eBay o Amazon.


Tu as en la manga: la diferenciación. Ten en cuenta que con el dropshipping no podrás competir por precio, así que tendrás que centrarte en el valor añadido que ofrezcas a tus clientes: buena atención, servicio postventa esmerado, personalización del producto, consejos de uso, manuales de usuario (en caso de que el dropshipper no los facilite con el producto), etc. 


Proveedores


Si te es posible, trabaja siempre con el fabricante. De esa forma evitarás intermediarios innecesarios que incrementarán el precio y la complejidad del proceso.

 
Si el fabricante no vende a minoristas y lo hace siempre a través de mayoristas, un buen truco es hablar directamente con el proveedor y solicitarle un listado de todos con los que trabaja en tu zona de influencia. De ese modo podrás valorar cuál de ellos de conviene más. 

 
Logística
¿Tiene el dropshipper una infraestructura suficiente?
Investiga al dropshipper, para cerciorarte de que cuenta con una buena infraestructura para llevar a cabo su labor comercial. Incluso si se trata de un minorista, debes averiguar si será capaz de cumplir al 100% con tus expectativas y las de tu cliente.

 
No pongas todos los huevos en la misma cesta, es decir, no dependas de un sólo proveedor para mantener tu tienda on-line. Si el proveedor te falla por el motivo que sea, ya no tendrás negocio. 
 

Asegúrate de que tu proveedor tiene claro que debe ser invisible para el cliente. Eso significa que tendrá que adjuntar la factura emitida por ti con la propia mercancía o enviársela tú por separado al cliente, algo que algunos dropshipper poco profesionales olvidan. No será la primera vez que envían tu factura (la generada por el dropshipper para ti) al cliente, así, sin pestañear. Los realmente profesionales te pedirán etiquetas o tarjetas de tu negocio para adjuntarlas con la mercancía. Tampoco deberán contactar directamente con el cliente si ocurre alguna incidencia con la entrega. Resumiendo, si es necesario educa a tu dropshipper.  


Si trabajas con varios proveedores, es posible que tu cliente haga un solo pedido, pero que reciba varios envíos distintos, uno de cada dropshipper. Si esto ocurre, deberás tener en cuenta los gastos de envío que supone cada partida del pedido. Imagina un pedido de un cliente que servirán 3 dropshipper diferentes. Eso supone 3 gastos de envío para ti y uno solo para tu cliente, lo que puede suponerte pérdidas si no tienes los precios bien ajustados. Y, por supuesto, tendrás que avisarle al cliente de la llegada de varios paquetes. 

 
Hay proveedores exteriores que pueden tener precios muy competitivos, aunque debes valorar si realmente te son rentables por sus gastos, aranceles y plazos de entrega. También debes tener en cuenta la seguridad que te ofrezca la legislación y regulación en el país de origen si quieres evitarte disgustos.
 

Los productos


Aunque no sea necesario stock, si te aconsejo que tengas muestras de tus productos, o al menos de los más especiales. De esa forma podrás ver si la calidad y características de los productos son las prometidas por el dropshipper. Incluso tendrás la posiblidad de vender una sola unidad a tus clientes, para que vean si les conviene hacer el pedido completo


Estate pendiente del stock de los productos que vendas de tu proveedor. Es uno de los primeros fallos que todos cometemos cuando comenzar a trabajar con dropshipping, de tal forma que nos encontramos con que nuestros clientes nos piden mercancía y, cuando vamos a comprarla al dropshipper, no la tiene en su almacén. Esto te supondrá más o menos trabajo, dependiendo de si tu proveedor tiene una estructura o no. Y siempre puedes encargar o crear herramientas automáticas que te avisen de la falta de stock de tu dropshipper. 

 
Vende productos con los que estés familiarizado. Es decir, si no tienes ni idea de cosmética, vender productos de maquillaje no es una buena idea. Fórmate e infórmate acerca del sector y los productos antes de ponerte manos a la obra. Incluso si vas a delegar en otros la gestión y la promoción, lo ideal es que tengas una mínima idea del negocio, para poder supervisar el trabajo de los demás con algo de conocimiento.

 
Fotografía
Cuida las fotografías de tu negocio on-line
Muchos dropshippers facilitan fotos de sus productos, pero te aconsejo que tengas las tuyas propias, porque no siempre son de una calidad óptima. Ya sabes que la calidad, la variedad y el tamaño de las fotos son fundamentales a la hora de que el cliente decida su compra. Por no hablar de que todos los demás clientes del dropshipper tendrás las mismas fotos que tú, algo que no te interesa si buscas diferenciación.


Lo ideal es que el proveedor te facilite fichas de producto lo más completas posible. Si te las facilita en ficheros CSV o XML, será más cómodo para ti.


Te recomiendo vivamente que no copies y pegues las descripciones de productos del proveedor, porque Google lo considerará contenido duplicado y todos sabemos lo que significa... penalización. Esto te supondrá un trabajo extra, puesto que tendrás que esforzarte en generar contenidos propios para cada producto.  


Los precios


El dropshipping implica que los precios que te ofrecerán serán más elevados que los que le aplicarán a un minorista que compra cierta cantidad de cada producto para tener en stock. Tenlo en cuenta, por si en algún momento te interesa cambiar de sistema.


El margen con el que trabajes variará según el precio del producto que vendas. Cuanto más barato sea éste, menor será tu beneficio. Como media, deberías conseguir un 20%-30% para que se sea rentable. Si es un porcentaje menor, lo más probable es que sólo te compense si tienes previsto vender grandes cantidades a cada cliente.  

 
PVP recomendadoHay dropshippers que te marcarán el PVP o, al menos, el precio mínimo al que puedes vender tus productos. De ese modo se garantizan que los minoristas no entrarán en una guerra de precios que acaba por perjudicarles a ellos y a sus productos. 

 
Te aconsejo que tengas en cuenta el precio recomendado que suelen dar los proveedores y que estudies los que tiene tu competencia para los mismos productos. Así podrás establecer tu estrategia de ventas con datos en la mano. 


Y, ahora, la decisión dropshipping sí o dropshipping no, es toda tuya...





 

Post relacionados:

¿Me Interesa el Dropshipping? (I)


La primera vez que apareció el artículo ¿Me Interesa el Dropshipping? fue en el blog de Todos Somos Clientes


Licencia de Creative Commons
¿Me interesa el dropshipping? (II) by 1 de N Tecnologías de la Información - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

2 comentarios:

  1. Estoy probando con ropa de moda mujer, y con una tienda china de confianza, pero veo de que en Ebay y Amazon ofrecen los mismos productos con precios por el suelo,y eso me tiene desmotivado, ademas la tienda cumple con los tiempos de envios que son cortos pero los problemas los ponen las aduanas que retienen mucho tiempo el producto. Lo que tendria que hacer es colocar los mismo precios que ofrece mi proveedor y yo agregarles un valor por envio a pesar de que sean gratis, para generar utilidad, pero aun asi ebay y Amazon me hacen pure con el tema de los precios.Es algo frustrante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      sí, lamentablemente, no puedes compeetir ni con Ebay ni con Amazon. Piensa que ellos funcionan con otros precios y otras condiciones por volumen con los que ni tú ni yo vamos a poder competir. Es lo mismo que si querer comparar el negocio de una tienda de ultramarinos de barrio con un gran cadena de hipermercados.

      Efectivamente, tendrías que añadirles un extra para que te fuesen rentables. El secreto en negocios de ecommerce como los nuestros es aportar un valor añadido en cuanto atención al cliente exquisita, contenidos extras, servicio postventa, oportunidad etc.

      Adelante con tu negocio, con un poco de visión comercial y mucho trabajo (qué te voy a contar que no sepas) puedes competir en otro terreno que no pueden los grandes. Sobre todo, piensa que por el mero hecho de atrevente a emprender ya tienes de serie la valentía y las ganas de esforzarte.

      También puedes buscar otros productos con un toque más artesanal o personalizado, aunque sean más caros. Muchas veces hay que dejar de lado el precio y buscar un nicho que sea atractivo para un determinado tipo de público.

      Gracias por dejar tu comentario.

      Un saludo y mucho ánimo

      Eliminar

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

¿Ya nos sigues por correo electrónico?