lunes, 21 de mayo de 2012

Cuando no te ofrecen asiento...


Que en determinados servicios y, sobre todo si no eres un cliente digamos premium o si vas a expresar una queja, no te ofrezcan asiento mientras te atiendan, es algo habitual.

Además de ser una carencia de urbanidad básica, es una tremenda falta de profesionalidad.

Cuando se pregunta a la persona que presta el servicio la razón de no ofrecer asiento al cliente, muchos se escudan en que así el cliente molesta menos y menos tiempo y, otros, sencillamente no saben porqué.

Si el cliente no es un gran cliente, nunca lo llegará a ser porque se sentirá incómodo y menospreciado, lo que se traduce en un cliente menos. Si el cliente desea expresar una queja o una reclamación, conseguiremos aumentar su descontendo y su enfado con esta actitud, nunca que nos moleste menos.

Da lo mismo que se trate de una agencia de viajes, un banco, una aseguradora, un distribuidor de telefonía o la secretaría de una academia, siempre debemos invitar a nuestro cliente a que tome asiento, siempre que ésto sea materialmente posible. 

Si la comunicación es uno de los pilares fundamentales de la atención al cliente, una de las barreras más efectivas es dejar al cliente de pie mientras le atendemos cómodamente sentados en nuestro asiento, habiendo sillas de sobra delante de nuestra mesa...

Recuerda que la razón de ser de la empresa es el cliente, ¿vas a dejar que permanezca de pie la razón de tu puesto de trabajo?

Un consejo: si eres el cliente a quien dejan de pie mientras le atienden sin ofrecerle asiento, siéntate, no lo dudes. Estás pagando o has pagado ya por un servicio y tienes todo el derecho del mundo a que te atiendan como es debido. No estás de prestado, eres un cliente con todos sus derechos. Eso sí, siéntate siempre y cuando no seas el típico cliente que llega a contratar las vacaciones de verano a la agencia de viajes a las 8 en punto, justo a la hora a la que cierra el establecimiento, claro.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

¿Ya nos sigues por correo electrónico?