lunes, 5 de noviembre de 2012

7 Consejos para Retener y Fidelizar al Cliente




¿Resultados? Sí, pero no a toda costaLa venta, ese terreno tan resbaladizo... en el que muchas veces se suele patinar olvidando que el cliente es lo primero


Nos centramos en los resultados que debemos conseguir a corto plazo y dejamos de lado la importancia de retener a ese cliente a largo plazo; lo que se traduce en más y mejores ventas a lo largo del tiempo y, por supuesto, en un cliente satisfecho y fiel.
 

Aquí tenéis 7 Consejos a tener en cuenta a la hora de realizar nuestra labor comercial para satisfacer y retener a nuestros clientes:


El cliente no debe ser sólo una cuenta bancaria1.- El cliente debe ser lo más importante para nosotros y para nuestra empresa. No es sólo un número de cuenta corriente o una cifra en nuestros objetivos de ventas, es nuestra razón de ser.


2.- El cliente cada vez está mejor informado, lo que implica que cada día debemos hacer mejor nuestro trabajo. Por mucho que esto sea molesto para algunos, no hace más que ayudarnos a realizar mejor nuestro trabajo.


3.- No se debe mentir nunca a un cliente. Por honestidad personal y porque las consecuencias de engañar a un cliente son nefastas, tanto a corto como a largo plazo. Un cliente enfadado se puede recuperar con esfuerzo pero, un cliente engañado, nunca volverá a trabajar con nosotros... ni sus contactos tampoco.


4.- No todo vale a la hora de conseguir una venta. Aunque esta ha sido uno de los mantras del buen vendedor durante mucho tiempo, no es más que otra cara de la cultura del pelotazo, que ya sabemos cómo ha terminado. Es necesario volver a ser artesanos de la venta. Es necesario tener siempre presente la famosa (y cierta) frase: "Es mejor ganar un cliente que perder una venta".


5.- Tú también eres un cliente… todos los días. Así que vende a tu cliente como te gusta que te vendan a ti: con respeto, con profesionalidad, con información veraz, con convicción, con interés...
La sinceridad y el compromiso como bandera... 

6.- Debes llevar en tu escudo de armas como comercial estas cuatro máximas: confianza, sinceridad, honestidad y compromiso.


7.- Y recuerda que tú eres la imagen de tu empresa y de ti mismo, independientemente de si cierras la venta o no. Realiza tu trabajo de tal manera que te puedas sentir orgulloso, tanto por tus resultados como por cómo los has conseguido.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

¿Ya nos sigues por correo electrónico?