miércoles, 24 de agosto de 2016

Cómo Escribir el Asunto Perfecto para tus Emails

La mayoría no abrimos correos que nos produzcan desconfianza o que nos huelan a vendemotos al ataque


Es tal el volumen de emails comerciales que recibimos al cabo del día, que los usuarios ignoramos la mayoría de los correos electrónicos que no proceden de remitentes conocidos o que tienen como finalidad clara vendernos algo que probablemente nos interesa. Y eso si esos correos han burlado los filtros antispam y han terminado en nuestra bandeja de entrada.


Si en este caso eres tú el que quiere enviar un correo electrónico a tus clientes, actuales o potenciales, y quieres que lo abran, lo primero que debes cuidar es la línea de asunto. No en vano, el asunto en los emails es la carta de presentación, el gancho del que depende cómo terminarán: abiertos o borrados. 


A continuación encontrarás algunos consejos básicos que te ayudarán a escribir el asunto perfecto para tus emails.


Cómo escribir el asunto perfecto para tus emails


No pierdas de vista lo más importante


  • Define quién es tu receptor y escribe el asunto y el texto pensando en él.

  • Si el receptor ya se ha puesto en contacto contigo antes, te recomiendo que utilices su nombre en el mensaje. Pero no es conveniente si es la primera comunicación que emites para él.

Correo electrónico y comunidad
Céntrate siempre en el receptor y cómo le puedes beneficiar
  • Céntrate en los beneficios que puede obtener el receptor. No en las características de lo que le vendes.

  • Procura que el receptor se pueda sentir identificado con el asunto del email.

  • No mientas ni crees falsas expectativas. Si has recibido un mensaje con el asunto "Propuesta de colaboración" o "Propuesta de pedido", que en su interior sólo lleva un intento burdo de venderte algo (y encima mal redactado y sin personalizar), ya sabes de qué te hablo. 


La redacción


  • Procura que tenga entre 20 y 50 caracteres. Piensa que lo que marca la diferencia son los primeros 20-25 caracteres, los demás son aclarativos o adornos.

Stop spam
  • Si el asunto es muy largo puede ser considerado como spam. Y, además, según el proveedor de correo que uses lo cortará si tiene demasiados caracteres.

  • Intenta que el asunto sea breve, pero que contenga la información que quieres transmitir.  

  • Evita las faltas de ortografía. Es una forma de demostrar falta de interés y de cultura básica, además de que una mala escritura puede asimilarse a una comunicación spam. 

  • No uses mayúsculas en todo el asunto. Como bien sabes, equivale a gritar en las comunicaciones a través de Internet.

  • Evita signos de puntuación repetidos o caracteres especiales, son algo infantiles y devalúan tu marca. Por no hablar de que pueden hacer que tu correo sea catalogado como spam.

  • No utilices expresiones manidas y poco profesionales: "Hola!", "Propuesta de colaboración", "Información", "Toma nota de...", "Mira esto...", etc.

  • Evita las expresiones que puedan ser consideradas como spam por los filtros: gratis, oferta, promoción, descuento, etc.

  • Introduce palabras clave siempre que puedas.

 
Las bases


  • Se oportuno. Cuida el momento en que haces llegar la comunicación a tu cliente, no sólo en cuanto a la línea temporal, también ten presente el contenido.

  • Busca la originalidad, la creatividad. Pero, ojo, la creatividad siempre debe ir en consonancia al mensaje que quieres transmitir y nunca ir en contra de tu imagen personal o de marca.

  • Utiliza el humor, pero siempre en la medida justa. Una sonrisa siempre es bienvenida, pero una patochada no.

  • Crea un estilo propio. Procura que cuando el cliente vea el asunto sepa que proviene de ti.

  • Introduce tu marca en el asunto. Es una buena idea siempre que venga a cuento.

 
Las técnicas para captar la atención de tu cliente


  • No utilices direcciones de correo que puedan generar rechazo: noreplay@, info@, ventas@, comercial@... 

  • Crea expectación. A todos nos encanta lo que tiene un punto de misterio, por lo que lo enigmático suele despertar nuestra atención. Una vieja técnica de marketing que sigue funcionando... siempre que se utilice bien.

    Escribiendo un email
  • Dile al receptor clara y directamente lo que quieres que haga, sin rodeos. Suele crear más confianza y menos reticencia a abrir el correo.

  • O por el contrario, pídele que haga justo lo contrario. Comenzar con un: "No abras esto..." o "No hagas caso de este correo...", puede ser una forma de llamar la atención.

  • Introduce la urgencia como generadora de una llamada a la acción. El miedo a perderse algo interesante es un buen método para que el receptor abra el mensaje. Pero cuidado con las palabras que utilizas, porque muchas de ellas puede que no pasen el filtro antispam.

  • Critica. Una frase crítica es una buena forma de llamar la atención. Eso sí, hace falta ser muy cauto a la hora de redactarla, porque puedes perder a algunos receptores que se sientan ofendidos o no identificados con lo expresado.

  • Promete algo relevante para el receptor. Y no le defraudes, claro. 

  • Cuenta lo que otros clientes hicieron o consiguieron antes. Es una forma de atraer la atención del receptor. El consabido, pero no por eso menos efectivo: ¿Dónde va Vicente? Donde va la gente.

  • Redacta el asunto en forma de pregunta. Esto es especialmente útil cuando se utiliza para reafirmar.

  • Indica que vas a explicar cómo hacer algo al receptor. "Cómo lograr...", "Cómo puedes llegar a tus clientes...", son algunas expresiones que pueden captar la atención del quien lea el asunto. 

  • Introduce números: listas, datos estadísticos, precios, etc. Ocurre igual que en el caso de los blogs, los números mandan y hacen el contenido atractivo, al menos al principio.

  • Utiliza el asunto como comienzo del mensaje, finalizando la línea con puntos suspensivos para que el receptor quiera seguir leyendo. Y retoma el asunto directamente en el texto del email.

 
Y para terminar


    Teclado y arroba
  • Haz una lista de posibles asuntos que utilizar en un futuro y los que ya hayas empleado para no repetirlos. De esa forma podrás hacer una planificación de tus comunicaciones y evitarás repetirte.

  • Prueba y valora qué líneas de asunto te funcionan mejor. No hay nada mejor que el método ensayo y error.

  • Es mejor un asunto en blanco que mal redactado. Lo ideal es una buena línea de asunto, aunque ante la duda es mejor optar por dejarlo sin escribir.




Post relacionados:

Netiqueta en el Correo Electrónico (I)
Netiqueta en el Correo Electrónico (II)
Email Marketing Cumpliendo la Ley: Campañas Legales


La primera vez que apareció el post Cómo Escribir el Asunto Perfecto para Tus Emails fue en el blog de Todos Somos Clientes.


Licencia de Creative Commons
Cómo escribir el asunto perfecto para tus emails by 1 de N Tecnologías de la Información - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Guardar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

¿Ya nos sigues por correo electrónico?